¿Cómo crecemos?

Todo comienza dentro de la cabeza

El proceso de crecimiento comienza con la producción de hormona de crecimiento en una parte dentro de la cabeza que se llama “glándula pituitaria”. Otra glándula que se llama “hipotálamo”, le indica a la glándula pituitaria cuándo debe liberar hormona de crecimiento dentro de la sangre o “torrente sanguíneo”.

Para ello el hipotálamo primero produce una hormona llamada “hormona liberadora de hormona de crecimiento”. Esta hormona estimuladora viaja a través de venas pequeñitas directo a la glándula pituitaria y provoca que libere un poco de hormona de crecimiento.
 

La hormona de crecimiento a través del cuerpo

La hormona de crecimiento viaja a otro conjunto de venas pequeñitas para entrar en el torrente sanguíneo. Así puede viajar a todas las partes del cuerpo, incluyendo al hígado que también juega un papel importante en el crecimiento.

La hormona entra en el hígado causando que se libere otra hormona llamada “factor de crecimiento parecido a la insulina-1” (IGF-1). Esta hormona sale del hígado y entra también al torrente sanguíneo.

Juntos, la hormona de crecimiento y el IGF-1, viajan a través del torrente sanguíneo a todas las partes del cuerpo, incluyendo los huesos largos de las piernas que son los que tienen el mayor efecto en nuestra estatura.


Crecimiento de los huesos
  1. Los huesos largos están formados por un eje (diáfisis) que es su parte central, dos terminaciones (epífisis) y dos placas de crecimiento (placas epifisarias). La hormona de crecimiento y el factor IGF-1 entran a los huesos largos por el eje del hueso a través de unas venas pequeñitas.
  2. El crecimiento en sí tiene lugar entre el eje del hueso y las terminaciones, en una zona llamada “placa de crecimiento”. Esta placa está formada por capas de células de cartílago.
  3. Conforme estas células se van multiplicando, las nuevas células empujan el extremo del hueso hacia el exterior. Mientras tanto, las células más viejas se degeneran y se van convirtiendo en hueso, añadiendo longitud al eje del hueso.
  4. Todo este proceso se repite una y otra vez. Con el paso del tiempo, el proceso de generación de cartílago nuevo y desarrollo de hueso causa que los huesos largos crezcan de manera notable y vayamos ganando estatura.
  5. Después de la pubertad, la actividad en las placas de crecimiento se hace más lenta hasta que la creación de nuevas células de cartílago se detiene. Las células que quedan se degeneran para también convertirse en hueso, y así hasta que toda la placa de crecimiento se convierte en hueso.
  6. En este punto, el extremo del hueso y el eje se fusionan, por lo que ya no es posible seguir creciendo.

Tasas de crecimiento y secreción de hormona de crecimiento


Tasas de crecimiento desde el nacimiento hasta los 18 años

Las tasas o ritmos de crecimiento varían mucho a través de las diferentes etapas de la vida. El crecimiento más acelerado en los humanos se da durante la gestación, en el vientre de las madres, antes de nacer.
El crecimiento se da de manera relativamente rápida durante el primer año de vida. Del primero a los 3 años se hace mucho más lento, y de los 3 a los 10 años, es más estable, haciéndose poco a poco más lento hasta el inicio de la pubertad.
Cuando la pubertad comienza y los órganos reproductivos se activan, el crecimiento vuelve a acelerarse. Esto es conocido como el “estirón puberal” que es cuando el ritmo de crecimiento puede duplicarse. Después de esto, se hace otra vez más lento hasta que se detiene pocos años después.


Secreción de hormona de crecimiento en 24 horas

El nivel de hormona del crecimiento en la sangre varía a lo largo del día. La hormona es liberada al cuerpo en pulsos formando un patrón característico con una máxima y una mínima cantidad de hormona en el torrente sanguíneo.
El mayor pulso de hormona de crecimiento se libera durante las primeras horas de sueño.


Secreción de hormona del crecimiento a lo largo de la vida

La cantidad de hormona producida por el cuerpo aumenta y disminuye a lo largo de la vida. Estos cambios en los niveles de hormona están determinados por la edad.
La secreción de hormona es alta durante la niñez y llega a su punto más alto en la pubertad. Después de que termina el crecimiento, la secreción de hormona disminuye gradualmente, pero continúa teniendo un papel importante en el metabolismo durante toda la vida adulta.


El contenido de esta página es de carácter meramente informativo con el propósito de mantener enterado al público en general sobre ciertos padecimientos y/o tratamientos aquí descritos. Esta información de ninguna manera sustituye las indicaciones y/o diagnóstico del médico tratante. Cualquier comentario no dude en contactar a un Profesional de la Salud. Novo Nordisk respeta los derechos de propiedad de otros. Si usted considera que su copyright ha sido violado en este Sitio, puede comunicarse con nosotros al call center o a los datos de contacto de este Sitio.

CLAVE DE AUTORIZACION 173300201B1431