Los Fundadores

Novo Nordisk founders - August and Marie Krogh (1874-1949) (1874-1943)

August y Marie Krogh
(1874-1949) (1874-1943)

La historia del Insulinlaboratorium de Nordisk comenzó en un día de otoño de 1922, cuando August y Marie Krogh llegaron a los Estados Unidos por mar. August Krogh era profesor en la Universidad de Copenhagen y había recibido el premio Nobel en fisiología en 1920. La pareja había sido invitada a los EUA por investigadores de la Universidad de Yale, quienes habían pedido a August Krogh dar una conferencia a lo largo del país sobre su investigación médica.

En su viaje por los EUA, la pareja escuchó informes diarios de personas con diabetes que eran tratadas con insulina – una hormona descubierta en 1921 por dos investigadores canadienses, Banting y Best. Marie Krogh se interesó especialmente en el tratamiento. Ella como médico, también se había convertido en 1914 en la cuarta mujer danesa en obtener un doctorado en medicina. Era una investigadora con su propia práctica médica y tenía muchos pacientes con diabetes tipo 1. Marie Krogh tenía diabetes tipo 2. Fue Marie, quien sugirió a su esposo contactar a la Universidad de Toronto donde se había producido el primer extracto de insulina que salvaba vidas.
 

Permiso para fabricar insulina

Durante su estancia en los EUA, August Krogh escribió al Professor Macleod, director del Instituto en Toronto donde se había producido el primer extracto de insulina.

La carta fue bien recibida, y después de una reunión en Toronto, la pareja regresó a Copenhague en diciembre de 1922 con el permiso para fabricar y vender la vital insulina en Escandinavia. August Krogh fundó la compañía Nordisk Insulinlaboratorium en sociedad con el doctor en medicina danés Hans Christian Hagedorn, y con asistencia financiera proporcionada por el farmacéutico danés August Kongsted.

Novo Nordisk founder - Hans Christian Hagedorn (1888-1971)

Hans Christian Hagedorn
(1888-1971)

Marie Krogh escribió en una carta desde los EUA a su colega en Copenhague, el Dr. Hans Christian Hagedorn, quien junto con el farmacéutico Norman Jensen había desarrollado un método muy preciso para medir la glucosa sanguínea: “Debido a que creo que Usted… estará interesado en esta preparación, he convencido a mi esposo para que escriba al Dr. Macleod en Toronto y le pregunte si sería posible obtener este método de fabricación, lo que hará posible que usted realice experimentos con él en Dinamarca.” A Hagedorn le agradó la idea.
 

La primera insulina

El día posterior al regreso del matrimonio Krogh a Copenhague, Krogh y Hagedorn decidieron que se necesitaría cierta investigación exhaustiva. Los primeros experimentos tuvieron lugar en la casa de Hagedorn y en el Instituto de Krogh, el Laboratorio de Zoofisiología, y poco después – el 21 de diciembre de 1922 – los dos hombres tuvieron éxito en extraer una pequeña cantidad de insulina de un páncreas bovino. Krogh y Hagedorn estaban emocionados. En la primavera de 1923, los primeros pacientes fueron tratados con la insulina fabricada por Krogh y Hagedorn.

Hagedorn dejó de practicar la medicina para convertirse en el director del laboratorio, que recibió el nombre de Nordisk Insulinlaboratorium. Al mismo tiempo, comenzaron a comercializar el primer producto de insulina escandinavo. La compañía Nordisk Insulinlaboratorium era entonces una realidad, y 1923 se considera hoy el año en el cual Novo Nordisk fue establecida.
 

Un doctorado honorario

Durante las décadas siguientes, Hagedorn estuvo continuamente a la vanguardia de la innovación en diabetes. En 1932 él y August Krogh establecieron el prestigioso Hospital Steno Memorial, un centro de investigación y tratamiento para personas con diabetes. En 1936, él y Norman Jensen descubrieron la protamina, una sustancia que podría prolongar el efecto de la insulina; el descubrimiento fue aclamado como una sensación.

Más tarde la protamina fue añadida a la insulina que lleva el nombre de Hagedorn: Protamina neutra Hagedorn, o insulina NPH, desarrollada en el Nordisk Insulinlaboratorium en 1946. Y en 1978, una instalación de investigación en el Hospital Steno Memorial también fue nombrada en su honor: El laboratorio de investigación Hagedorn.

Para conmemorar el 50° aniversario del descubrimiento de la insulina, Hagedorn estaba entre los científicos que recibirían doctorados honorarios de la Universidad de Toronto, donde se descubrió la insulina en 1921. Hagedorn murió en 1971 -antes de que pudiera aceptar el honor.

Novo Nordisk founders - August Kongsted (1870-1939)

August Kongsted
(1870-1939)

El farmacéutico August Kongsted, propietario de la compañía farmacéutica Løvens kemiske Fabrik (Leo Pharmaceutical Products), proporcionó el respaldo financiero que hizo posible establecer el Nordisk Insulinlaboratorium en 1923.

Fue abordado en diciembre de 1922 por August Krogh y Hans Christian Hagedorn, quienes necesitaban dinero para realizar investigaciones sobre la insulina. Kongsted ofreció pagar por la investigación y ayudarles a iniciar la producción. A cambio, pidió que el primer producto de insulina fuera nombrado Leo – la palabra en latín para león.
Los experimentos comenzaron, y en la primavera de 1923, Krogh y Hagedorn lograron comercializar la insulina Leo, el primer producto de insulina en Escandinavia. La compañía se organizó como una institución independiente en 1924, tiempo en el cual Kongsted se unió a Hagedorn y Krogh como parte de la gerencia.

Novo Nordisk founders - Harald and Thorvald Pedersen (1887-1961) (1887-1966)

Harald y Thorvald Pedersen
(1887-1961) (1887-1966)

Cuando Krogh y Hagedorn comenzaron a fabricar insulina en Nordisk en 1923, acordaron que Harald Pedersen era el hombre correcto para construir las máquinas que necesitaban para la producción de la insulina. Harald Pedersen, quien originalmente era un herrero y más tarde un maquinista, era un inventor inusualmente talentoso. Él había, después de un accidente de trabajo en el que perdió un ojo, trabajado para Krogh por varios años como gerente del taller mecánico en el Laboratorio de Zoofisiología. El hermano de Harald, Thorvald Pedersen, era un farmacéutico que había estado trabajando en la compañía danesa Dansk Soyakagefabrik cuando fue contratado por Nordisk en el otoño de 1923 para analizar los procesos químicos involucrados en la producción de insulina.

El trabajo de los dos hermanos para Nordisk no duró mucho, sin embargo. Thorvald Pedersen no continuó con Hagedorn, y en abril de 1924 las cosas empeoraron y Hagedorn lo despidió. Por lealtad a su hermano, Harald Pedersen decidió entregarle su renuncia Krogh, aunque había disfrutado trabajar para él.

 
Los hermanos trabajan por su cuenta

Los hermanos decidieron tratar de fabricar insulina ellos mismos. Hicieron un buen equipo, y en la primavera de 1924 tuvieron éxito produciendo un producto estable de insulina líquida que llamaron Insulina Novo. Al mismo tiempo, Harald Pedersen diseñó una jeringa especial – la Jeringa Novo– que aseguraba que los pacientes podían inyectarse cómodamente ellos mismos con la dosis correcta de insulina. Los hermanos estaban listos para colocar sus productos en el mercado, pero dudaban si podrían lidiar con la comercialización por sí solos. Entonces contactaron a Nordisk para ofrecer una forma de cooperación. Sin embargo Krogh y Hagedorn rechazaron su oferta, y los hermanos decidieron hacerlo solos.

Los hermanos nombraron a su compañía Novo Terapeutisk Laboratorium, y el 16 de febrero de 1925 enviaron una carta de presentación a los farmacéuticos daneses, informándoles que la insulina Novo y la Jeringa Novo estaban ahora la venta. Esa fecha se considera como la fecha en que Novo fue fundada.